vade retro, congresista

Queremos un Silicon Valley en Perú?

“¿Quieres perder el resto de tu vida vendiendo agua azucarada o quieres una oportunidad para cambiar el mundo?”

Steve Jobs

Publicado: 2014-02-19

La idea es buena sin embargo hay factores que no permitirían la creación de esta cultura que define las rutas del mundo moderno. Somos un país legalmente inventado para obstaculizar el emprendimiento. Pocas universidades fomentan la investigación y la hacen mal. Por otro lado la mezquindad, odio, codicia es el común de algunas personas cuando intentas crear. La inseguridad en los valles es insoportable, en el norte (Barranca, Pativilca, Huarmey, Casma, Trujillo, Chiclayo, Piura) es poco posible compartir conocimientos en cafés hasta altas horas de la noche, si ven que tienes dinero te extorsionan o te asesinan. El sector público está plagado de gente inicua, de corrupción, este mal es el peor de los males que mata el talento humano, concentra la riqueza en pocas manos procreando miseria y violencia.

Somos un país de grandes emprendedores, más que en serie, eso podemos comprobarlo en la Av. Wilson, y en todas partes donde reina la informalidad.

Muchos países han intentado imitar al Valle del Silicio, sin éxito alguno. Tendrían que suceder diversas cosas, unión de lo privado y estatal, y bastante importancia en la gente y su cultura.

Silicon Valley, floreció de la nada, de viejas tierras de agricultura y gente de poca oportunidad, de inmigrantes que progresivamente se fueron transformando en inventores con apoyo de pequeños, medianos y grandes inversionistas, construyeron la gloria tecnológica, el mundo que hoy conocemos, el mundo tecnológico moderno.

Gracias a todo este acontecimiento se inventó Google, Hewlett-Packard, Apple, eBay, Facebook, Instagram, Yahoo, Adobe, Intel, Oracle, PayPal, Cisco Systems, McAfee... y miles de inventos que están y estarán definiendo tendencias del planeta a través de las Star tups (empresa de arranque, empresa incipiente).

Debemos crear y ser originalmente lo que nuestra cultura y gente pueda construir a través del emprendimiento tenaz, quizá nunca podamos ser como el Valle del Silicio, eso ya fue, es un invento que ya tiene nombre, debemos tomar un rumbo autóctono onírico en función a las necesidades del planeta, ordenar el sector público, negociar con las empresas privadas en función a emprendimientos dentro de sus responsabilidades sociales, inversión en la seguridad, si es posible hacer las leyes más severas tanto para los que administran y para las que la vulneren. Mayor inversión en conocimiento y capacitación, disminuir las cuotas de inversión en infraestructura, es demasiado lo que se ha hecho en este sector.

Los grandes centros de investigación deberían estar acentuados en sectores marginales con subsidio para el acceso y enganche a las nuevas tecnologías. La red dorsal de fibra óptica que atravesará los andes y el amazonas tiene que vincularse a la producción de la alternativa agricultura ecológica. Los gigantes parques nacionales y reservas naturales tendrían un lugar para el turismo sostenible a través del internet.

De recursos humanos no carecemos, somos un país de gente joven, creativa, emprendedora decidido a asumir riesgos.

No puedo omitir de lanzar esta idea, las 90 universidades aproximadamente existentes en entre públicos y privadas en todo el Perú, deberían reportar 10 investigaciones por año en las diferentes áreas, tendríamos 900 investigaciones, de los cuales con cierto grado de pesimismo 100 estarían prestos a ser financiados por inversores Ángeles. Caso contrario las universidades que no cumplen con lo expuesto serian cerrados por incapacidad académica, en reemplazo las que si cumplen se harían cargo con sus respectivas sedes en las diferentes regiones.

Ya no queda tiempo para ser un Silicon Valley, esto corre a tiempo de luz, pensemos en algo mejor con nuestra gente y nuestra cultura. Somos genéticamente de raza emprendedora, nuestros antepasados han ofrecido al mundo mucho conocimiento del cual hoy gozamos.

Es momento de empezar.

Emil Mejía

Valle del Río Fortaleza, 19/02/2014


Escrito por

Emil Mejía

Soy de la generación a la cual perteneces.


Publicado en

Pigmentos de altura

Mientras el tiempo siga corriendo en pos de nuestra vida seguiremos compartiendo todo lo que el corazón ordene y la mente actué...