es constitucional, no confundas

LA PUTA PRENSA Y SU ESCANDOLOSA CONCENTRACIÓN DE MEDIOS

Publicado: 2014-01-14

Antes de iniciar esta nota debo recordarlos el origen de los medios de información, específicamente del periódico. Este objeto en su estado primigenio elaborado en papel rustico con pigmentos naturales se concibió en cuna de los altos señores del comercio, ligados estrechamente a intereses territoriales, que poco a poco se fue expandiendo a escala mundial. Sin mencionar datos precisos ni autores que ofrecieron la información les comparto lo que decía en una frase de un libro que instruía a la comunidad adueñarse de todas las riquezas del mundo, ser una hermandad y a donde vayan nunca perderían el nombre de esta tribu, nación, comunidad… para cuyo objetivo se servirían de la maldita prensa expresado en periódicos… tan malditos que se compara a una ramera bien ramera, una prostituta que quiere gozar de todos solo por su riqueza.  

En estos últimos días se ha realizado una intensa critica al gobierno peruano que trata de controlar la concentración de medios solo en un grupo familiar. Pues, avalo el emprendimiento y dominio empresarial de esta familia, ya que el costo de su éxito, fue seguramente noches de trabajo, días de preocupación con el objetivo de comprar a pequeños medios de comunicación, y tener el control casi total de la información peruana. Excelente, si fuera tan leal, responsable, ético y fundamentalmente verdadero. A propósito no solo hay concentración de medios, por ahí también debemos decirlo, concentración de lácteos, concentración de bebidas, concentración de mega tiendas, concentración de fármacos, concentración de telefonía… el problema es el monopolio, entonces que…

La puta prensa concentrado en una sola cabeza manipula a todos los estatus quo de nuestra sociedad peruana, desde lo más chicha, lo más choclo y popular cuyos fieles consumidores son en su mayoría, choferes de combi, taxistas, ambulantes, peloteros, obreros, desempleados, delincuentes… a ellos les prepara una información de acuerdo a su intelecto, les hace creer que fulano vengado quiere hacer esto con el Perú, cuando en verdad esta prensa maldita está jugando por sus intereses, y bien la gente consume esa información y la divulga. Tan cruel es esta prensa que puede hacer creer a toda una región que el día de mañana será el fin del mundo, siempre lo han hecho por venderse. Juegan con el sentimiento de la gente. 

Así esta puta refinada, también tiene su equipo de maquillaje, tiene sociólogos, antropólogos, economistas, escritores, analistas, financistas, publicistas y tanta gente que trabaja con el fin de acomodarse y subir cada vez más los peldaños del estatus quo de la sociedad. Siempre con el único objetivo de jugar los intereses económicos propios o de algún socio de la familia, de la comunidad o de ciertos conocidos que desembolsan fuertes cantidades de dinero. Es más prostituta y fatal cuando en campaña política se exhiben al pueblo que más de una vez lo creen. Se acuerdan que publicaron en fiestas electorales, el comentario de un brujito brasileño donde decía que el presidente del Perú sería una dama. Se acuerdan verdad? Entonces si eres puta mentirosa prensa maldita porque te quejas cuando te ponen las reglas de la democracia, de esa democracia a la cual defiendes y amas completamente.

Es momento en que el legislativo y ejecutivo definan el destino de la concentración de medios, solo así garantizan una verdadera libertad de expresión. Los peruanos de todas las clases sociales no podemos seguir a merced de ese poderío que juega con la información. La CONFIEP ya salió a defender a sus socios, naturalmente por su condición de asociado, pero quién defiende al hermano campesino, al desempleado que hace lo posible de pagar unos centavos y comprarse un periódico mal oliente por dentro y por fuera, y encima consume porquería, quién defiende a nuestros niños que por obligación de marketing, tienen que ver TV basura cuyos programas son de combatientes casi semi analfabetos, quien me defiende a mí que solo escucho radio por celular y siempre esa radio culta aparentemente, que suelta chispasos a favor de sus intereses económicos. A veces no queda otra, consumir información solo por necesidad de informarse y bien si lo crees o no.

Supuestamente somos un país democrático en constante crecimiento, entonces no lloren señores de los medios de comunicación cuando se exige justicia en la información, se pide que las reglas del negocio sean transparentes, leales, éticos, responsables, educativos, culturales… no somos un país de miopes, ya entendemos que pretenden.

Emil Mejía

Divisoria, 14/01/2014


Escrito por

Emil Mejía

Soy de la generación a la cual perteneces.


Publicado en

Pigmentos de altura

Mientras el tiempo siga corriendo en pos de nuestra vida seguiremos compartiendo todo lo que el corazón ordene y la mente actué...