es constitucional, no confundas

MIGRACIÓN LATINOAMERICANA

"La realidad y la miseria me oprimen y, sin embargo, sueño todavía"

Zola, Emile

Publicado: 2014-01-13

A pesar que el hombre de estos tiempos siente ser el más moderno y civilizado de su época no ha dejado la herencia biológica del Homo Sapiens, sentimiento nómada. Otrora, los hombres se desplazaban de un lugar a otro en aspecto de sobrevivencia, a veces, sedientos de agua dulce, otros, hambrientos de frutas, legumbres, tallos, semillas, pescados, una que otra vez, por expresión animalesca y violenta de grupos dominantes y dominados por la sobrevivencia, también, el aspecto cambiante del clima fue un factor determinante para el desplazamiento. 

De un tiempo a esta parte, con delimitación de territorios, países prototipos y otros despreciables, banderas, fronteras súper vigiladas, naciones santas, estados fallidos, y una superestructura de lo más sistematizado, con engendro político, religioso, económico, cultural y social, aun por siempre, el hombre vive su aspecto migrante e inmigrante

Existe migrantes de voluntad propia que viajan dejando raíces familiares por motivos de estudio, amoríos, negocios, etc… y migrantes forzados que tienen que dejar todo por el todo en busca de sobrevivencia o mejor oportunidad. En los últimos párrafos veremos sobre los migrantes forzados.

Migrantes forzados

¿Qué les lleva a los latinoamericanos dejar sus entrañas? Para luego marcharse a un país de cultura diferente, a veces exponiéndose a inclemencias del racismo e incomprensión, desprecio, violencia, explotación y desaparición. Pues encontramos respuesta en la exclusión de sus nefastos gobernantes, guerras civiles, falta de trabajo, violencia doméstica, explotación sexual, explotación infantil, odio político, alienación, narcotráfico, pandillaje, entre otros. Estos son los indicadores comunes del desplazamiento migrante forzado.

Según las investigaciones, los principales países de migración de la región son México, Colombia, Puerto Rico, Cuba, El Salvador, Brasil, Jamaica, República Dominicana, Haití y Perú. México es el principal país de migración del mundo, con 10, 1 millones de personas viviendo en el extranjero (alrededor del 10% de la población total del país) (DRC, 2007).

La inquietud de escribir este artículo recae por la incomprensión de los países receptores de migrantes latinoamericanos, el caso de EEUU, existen ciudades donde se promueven leyes de intolerancia, intervienen con grilletes, incluso conservadores que públicamente expresan su odio y rechazo a los nuevos hombres del norte. Pues, otro caso que llama la atención es Italia un país que otorga leyes contra inmigrantes, adjudicándoles crímenes, sobre todo a los ilegales.

Es bueno decir a los países receptores de migrantes que por la acción de esa masa poblacional se mueve inmensos flujos económicos, expresados en manos de obra barata, jóvenes que reemplazan a los padres que se dedican a la oficina y empresa, cocineros, mozos, conductores, maquinistas, panaderos, secretarias, telefonistas, hoteleros, vigilantes, y un gran número de profesionales y técnicos que gozan de prestigio, en la escuela, universidad, centros de investigación, incluso en organismos mundiales.

Los países del sur han demostrado ser más hospitalarios y receptores de inmigrantes del mundo. Casos emblemáticos de hospitalidad por ejemplo tenemos en la Selva Central del Perú, donde se fortalecieron y crecieron ciudades nuevas.

La intolerancia y el racismo son males que engendran sufrimiento y dolor en los hombres. No a las leyes draconianas antiinmigrante.


Escrito por

Emil Mejía

Soy de la generación a la cual perteneces.


Publicado en

Pigmentos de altura

Mientras el tiempo siga corriendo en pos de nuestra vida seguiremos compartiendo todo lo que el corazón ordene y la mente actué...