es constitucional, no confundas

HAMBRUNA EN SOMALIA

Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros, seria oportuno saber si no se esta muriendo de hambre.

León Tolstói

Publicado: 2014-01-13


Mientras algunos pueblos del mundo esperan el apocalipsis, fin del mundo, día final, creencia o ficción… en el Cuerno de África existe un Estado fallido de nombre Somalia donde se hace presente la idea apocalíptica. En este país, no por obra divina según mi parecer sino por obra del hombre, mueren a diario de hambre, niños, ancianos, mujeres y muchos varones que violentamente o pacíficamente buscan alimentos de pan llevar.

Ha llegado la tormenta negra del hambre, de la indiferencia de los hombres. Esta suerte, mala suerte u obra de las razas inhumanas ataca a los niños con bacterias por su baja defensa a falta de nutrición; las madres exprimen lo último de su lactancia para calmar la sed de sus hijos. En el mar un Somalí pirata muere por anclar un barco de atún. Los ancianos lloran al divino de su mundo para que cese la sequía y las tierras vuelvan a florecer. En otros puntos suenan los gritos de muerte y la pólvora se levanta, guerra. Éxodo. Así pasan las horas en Somalia.

La hambruna se inventó y se creó. Pensando de puro placer recreamos un mundo que se nos entregó en los primeros días de la existencia humana, un mundo sin fronteras lleno de frutos que saciarían el hambre y la sed a todos sin distinción. Imaginamos un mundo súper poblado pero sin fronteras, sin estados ni naciones, con sus tierras fértiles cuyo fruto alcanzaría para alimentar cómodamente a todos los hombres de la tierra. Así fue nuestro mundo primigenio, claro está, sin fronteras. Pero de pronto llegó la indiferencia he hipocresía del hombre y sembró terror entre humanos, se dividieron las tierras, diferenciaron lo blanco de lo negro, y otras figuras que en consecuencia sembraron dolor y muerte. Situación que hoy domina a Somalia.

De mi humilde parecer no concibo la hambruna como un castigo divino, opino de esta suerte mala suerte como engendro humano o inhumano. Mientras algunos países durmieron y duermen en su bonanza acumulando inmensas fortunas, al otro lado, en el Cuerno de África la desesperación del hambre, la sed, la enfermedad, guerra y otros males agobiaban y golpean a nuestros semejantes hombres como tú y yo.

En los altos comisionados de la ONU, el Banco Mundial, las ONGs, Fundaciones, la FAO, FMI, Unión Europea y en diferentes Organizaciones Espirituales se discute el problema, se destinan millones de euros y dólares para calmar el hambre. La hambruna azota aproximadamente a 8.700 niños del país africano. Poco se toma en cuenta a los ancianos y mujeres, peor aún se obvia a los animales que han de sentir el flagelo. Hay mucha desesperación.

La crisis alimentaria es el peor castigo de la humanidad engendro de la propia raza humana. Tomando como claro ejemplo a Somalia como país afectado, pensamos en los países de primer mundo y su deuda histórica con los países africanos, esa deuda tiene que ser subsanado económicamente con política propia, con libertad y verdadera democracia, sobre toda las cosas, sin intromisión.

Desde un minúsculo punto de la tierra hermanos Somalíes os deseo, que las horas pasen con un pan en la mano y un libro de libertad. Que pronto los campos reverdezcan y los niños crucen ríos riendo de felicidad. Que las madres canten con los pájaros del atardecer y sus hombres fuertes guíen el arado del trigal. En el llano, que los ancianos iluminen el saber natural.


Escrito por

Emil Mejía

Soy de la generación a la cual perteneces.


Publicado en

Pigmentos de altura

Mientras el tiempo siga corriendo en pos de nuestra vida seguiremos compartiendo todo lo que el corazón ordene y la mente actué...